La mayoría de nosotros sabemos lo que es ser entrevistado para un trabajo, esperando que nuestras respuestas a las preguntas impresionen a un posible empleador. Algunos de nosotros incluso hemos estado del otro lado del escritorio, haciendo preguntas, tratando de identificar a la persona adecuada para contratar. Walt Bettinger es el Director Ejecutivo de una gran empresa internacional. Ha entrevistado a cientos de solicitantes de empleo a lo largo de los años. Cuando se le preguntó cómo decide a quién contratar, explicó que está más interesado en el carácter de un empleado potencial. ¿Y cómo determina eso a partir de una entrevista? Dijo que a veces programa entrevistas para desayunar en un restaurante. Él va temprano al restaurante y le pide al gerente que cometa un error en la orden del solicitante de empleo, prometiendo que dejará una buena propina para cometer el «error». Bettinger quiere ver cómo responden los solicitantes a los errores de otras personas, cómo lidian con la adversidad. ¿Se enojan y frustran, o son comprensivos y pacientes?

 

Esa es una información importante, porque los errores pueden ocurrir en el lugar de trabajo, tal como pueden ocurrir durante el desayuno. Bettinger explica: «Es solo otra forma de mirar dentro de su corazón en lugar de su cabeza. Todos vamos a cometer errores. La pregunta es ¿cómo nos recuperaremos cuando los hagamos, y vamos a ser respetuosos con los demás cuando los hagan? (ver «Walt Bettinger de Charles Sachwab: Tienes que abrir para moverte hacia ARRIBA», por Adam Bryant, New York Times, 4 de febrero de 2016).

Esa es una importante lección de vida, ya sea que estés buscando trabajo o no.

La forma en que respondemos a los errores dice mucho sobre quiénes somos realmente. Se podría decir que ofrece una mirada dentro de nuestro corazón. ¿Somos pacientes cuando otros se equivocan? Y tan importante, ¿cómo reaccionamos ante nuestros propios errores? ¿Somos compasivos con nosotros mismos? ¿Nos recuperamos e intentamos de nuevo?

Los errores, grandes y pequeños, son parte de la vida: todos los cometemos. Entonces, en lugar de sorprenderse por los errores, compréndalos. Respondamos con respeto, paciencia y flexibilidad, no solo a los demás, sino también a nosotros mismos. Mientras lo hagamos, tendremos la oportunidad de mirar dentro de nuestro corazón, y como consecuencia, nos gustará lo que encontremos.

Fuente: Música y Palabras de Inspiración (Music and the Spoken Word)

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.


Fuente: http://www.noticiasmormonas.org.pe/articulo/una-mirada-al-interior-del-coraz-oacute-n