< Anterior Siguiente >

Éxodo 15 contiene el canto de Moisés y de los hijos de Israel. Este bello canto celebra el paso de los hijos de Israel a través del Mar Rojo, la destrucción de Faraón y su ejército y la gloria de las perfecciones divinas. El canto está también salpicado con predicciones proféticas (Éxodo 15:1). También las mujeres, encabezadas por Miriam, la  hermana de Moisés, celebraron con la misma canción y con danzas la victoria (Éxodo 15:20).

El resto del capítulo relata la marcha de los hijos de Israel desde el Mar Rojo hasta el desierto de Shur. El pueblo encontró aguas amargas en el lugar al que llamaron Mara, lo que ocasionó quejas y murmuraciones, pero Dios convirtió las aguas en dulces cuando se arrojó en ellas un árbol (Éxodo 15:22). El Señor les dijo que, si rendían obediencia a sus mandamientos, se verían libres de las enfermedades que los egipcios tenían ( Éxodo 15:26). Éxodo 15 concluye con la llegada del pueblo israelita a Elim, donde encontraron doce pozos de agua y setenta palmeras, y allí acamparon (Éxodo 15:27).

< Anterior Siguiente >