Tú eres su vicario

Tú eres su vicario

Bajo la ley de Moisés sólo el sumo sacerdote podía entrar al templo como vicario del pueblo. Hoy tú eres invitado a entrar y ser el vicario de tu ser amado.