Al entrar en el aula del instituto, tres preguntas aparecen escritas en un gran panel, en la pared por encima de las ventanas. Las preguntas invitan a los estudiantes a un entorno social de apoyo y sostenible. ¿Es verdad? ¿Es cordial? ¿Es beneficioso?

Al hacer estas preguntas directas, este maestro promueve un código de conducta social eficaz al invitar a los estudiantes a actuar de manera positiva hacia los demás. De esta manera, el aprendizaje mejora cuando los estudiantes cumplen con esta prueba rápida de comunicación interpersonal que consta de tres partes: ¿Es verdad? ¿Es cordial? ¿Es beneficioso?

Este enfoque basado en principios que se fomenta en el aula, es una norma sostenible y un modelo para una vida familiar, laboral y de interacción con las redes sociales apropiados. Nuestro lenguaje puede elevar y animar, o puede herir y ofender.

La comunicación que falle ante esta simple prueba puede darse en todos los idiomas y en las plataformas de tecnología social más populares. En toda situación, un modelo de comunicación fallido se vuelve corrupto y ofensivo. Las imágenes, el lenguaje, los gestos, los memes, los chistes, las historias y los chismes ofensivos que se envían a través de textos, el correo electrónico, los sitios web y las aplicaciones telefónicas son ejemplos de relaciones interpersonales corruptas e irrespetuosas.

“El acoso escolar constituye un problema de salud pública y por esta razón debe ser abordado inmediatamente a través de la prevención, la intervención y la terapia.“
”Como padres, maestros y la sociedad en su conjunto, compartimos la responsabilidad común de escuchar a nuestros hijos y protegerlos, proporcionando información, concienciando y capacitando a todos los actores relevantes con las herramientas y conocimientos adecuados”, informó Costas Yannopoulos, presidente de La Red Europea Antibullying (EAN).

El ponente principal de la 5ª Conferencia Internacional de La Red Europea Antibullying, Peter Smith, profesor emérito de psicología de la Universidad de Londres y miembro honorario de la EAN, presentó datos que muestran una coherencia entre las diferencias de género en las estadísticas de acosadores y víctimas. La principal conclusión del profesor Smith es que el fenómeno del acoso escolar está afectando de igual manera a niños y niñas.

Matt Watson, un terapeuta de Servicios para la familia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, señala que a un comportamiento se le puede llamar acoso escolar “cuando hay miedo e intimidación o cuando alguien dice ‘Basta’, pero el comportamiento continúa. No hay un reconocimiento de los sentimientos de la víctima”.

Debemos detener la comunicación dañina para evitar las desagradables consecuencias. El élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, relata en un poderoso vídeo (en inglés) de 10 minutos una historia sobre personajes ficticios que capta las relevantes consecuencias indeseables, así como el cambio de corazón de un joven. El élder Dieter F. Uchtdorf aconseja que cuando se trate de odiar, chismorrear, ignorar, ridiculizar, guardar rencor o querer infligir daño a alguien – ¡Dejen de hacerlo!

“¿Le guardan rencor a alguien? ¿Chismorrean aun cuando lo que digan sea verdad? ¿Excluyen, se apartan o castigan a los demás por algo que hayan hecho? ¿Envidian en secreto a otra persona? ¿Sienten deseo de hacerle daño a alguien? Si contestaron que sí a cualquiera de estas preguntas, quizás deberían aplicar el sermón de tres palabras que mencioné. Dejen de hacerlo. En esta vida hay bastante aflicción y dolor sin que agreguemos más con nuestra terquedad, amargura y resentimiento”.

El élder Uchtdorf continua, “Seamos bondadosos. Perdonemos. Hablemos pacíficamente el uno con el otro. Hagamos bien a todos. Eso nos permite ver a los demás como nuestro Padre Celestial nos ve, como seres mortales, imperfectos, con potencial y valía inimaginables. Debido a que Dios nos ama tanto, nosotros también debemos amarnos y perdonarnos. Recuerden, al final, son los misericordiosos lo que obtienen misericordia”.
En el aula de la vida, nuestras relaciones con otras personas son lo que más importa en realidad. Recuerde poner a prueba sus mensajes interpersonales con tres preguntas basadas en principios.

¿Es verdad?
¿Es cordial?
¿Es beneficioso?


Fuente: http://www.saladeprensamormona.es/articulo/poner-fin-al-acoso