Introducción del libro de Hechos (Hechos 1:1-3)

    0
    6

    Relación entre el libro de Hechos y el evangelio de Lucas

    El libro de Hechos debe ser considerado como la segunda parte de un volúmen compuesto por dos tratados sucesivos dedicados a “Teófilo”. La primera de estas partes corresponde al evangelio de Lucas y es referida por su autor aquí como “el primer tratado”.

    Obras de Lucas 
Evangelio de 
Lucas 
Libro de 
Hechos

    Descripción del evangelio de Lucas por su autor

    En los primeros dos versículos del libro de Hechos, Lucas resume de manera excelente el objetivo, contenido y alcance de su Evangelio, el cual:

    1. Contiene los hechos y también las enseñanzas de Jesucristo;
    2. Concluye con la narración de la capacitación de los apóstoles como testigos especiales de Jesucristo en los 40 días posteriores a la resurrección

    El libro de Hechos proseguirá la narración a partir de este punto, como una continuidad del evangelio.

    Teófilo

    El nombre griego “Teófilo” significa “amigo de Dios”. No hay ninguna fuente bíblica o extrabíblica que contribuya a dilucidar la identidad de este misterioso personaje. Pudo ser una persona real, sumamente culto y de origen gentil, para cuya instrucción Lucas escribiese el par de tratados conocidos ahora como “el evangelio de Lucas” y “el libro de Hechos”. O bien, pudo ser un personaje ficticio con el cual Lucas procuró representar a cada miembro fiel de la Iglesia en su búsqueda constante de cercanía y amistad con Jesucristo (ver Juan 15:5).

    Lo que Jesús enseñó a sus apóstoles tras la resurrección

    Puede parecer sorprendente la discreción de las escrituras sobre las enseñanzas que Jesús impartió a los apóstoles después de la resurrección. El élder Theodore M. Burton nos dio esta valiosa pista sobre cómo podemos conocer estas enseñanzas:

    “Después de su resurrección, Jesús debe haber recibido de Dios poder y conocimiento adicional mucho más allá de lo que él mismo supo y experimentó en la carne. Sin embargo, no encontramos prácticamente nada de lo que enseñó durante los cuarenta días que instruyó a sus discípulos después de su resurrección. ¿Qué les enseñó?

    “Tenemos mucho de lo que Jesús enseñó durante los tres años de su ministerio en la tierra. Pero singularmente, tenemos poco de las enseñanzas del Cristo resucitado. Seguramente esas ideas y conceptos eran más importantes que lo que él enseñó durante la mortalidad!

    “Sin embargo, sería equivocado dar la impresión de que no sabemos nada de lo que Jesús enseñó durante ese período de cuarenta días. Esas doctrinas fueron impartidas de una manera discreta por sus apóstoles cuando escribieron a los santos” (Theodore M. Burton, “Neither cryptic or hidden”, Conferencia General de abril de 1977).

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor, agrega tu comentario!
    Por favor, escribe aquí tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.