Libro: Salmos
< Anterior Siguiente >

El quinto libro de Salmos abarca desde el salmo 107 hasta el salmo 150. La despedida del último de los salmos es breve, pero también sumamente enfática y contundente. Con una sola exclamación declara:

6 ¡Todo lo que respira alabe a Jah! ¡Aleluya! (Antiguo Testamento, Salmos 150:6 • AT, p. 1038)

Observa que es ahora el «Aleluya» introducido en el salmo 106 el que se utiliza para finalizar el salmo 150. Cabe también decir que todo el salmo 150, integrado por sólo 6 versículos, es una sola expresión de alabanza que culmina por esta exclamación. Es decir, el salmo 150 mismo es considerado un salmo de doxología, que resume y concluye la idea principal de todas las doxologías anteriores.

Capítulos

Salmos 107 Salmos 108
Salmos 109 Salmos 110
Salmos 111 Salmos 112
Salmos 113 Salmos 114
Salmos 115 Salmos 116
Salmos 117 Salmos 118
Salmos 119 Salmos 120
Salmos 121 Salmos 122
Salmos 123 Salmos 124
Salmos 125 Salmos 126
Salmos 127 Salmos 128
Salmos 129 Salmos 130
Salmos 131 Salmos 132
Salmos 133 Salmos 134
Salmos 135 Salmos 136
Salmos 137 Salmos 138
Salmos 139 Salmos 140
Salmos 141 Salmos 142
Salmos 143 Salmos 144
Salmos 145 Salmos 146
Salmos 147 Salmos 148
Salmos 149 Salmos 150
< Anterior Siguiente >