< Anterior Siguiente >

En la segunda parte, bastante amplia ya que abarca los capítulos del 5 al 26, se hace una exposición del código legal de Israel, es decir, se concentra en un enfoque legal. Esta parte tiene en común con el Libro de Levítico el ser una exposición de varios aspectos de la ley de Moisés, pero en lugar de dirigirse al sacerdocio, como en el caso de Levítico, está dirigida al pueblo. El propósito de el tercer discurso de Moisés es que la nueva generación identifique los principales preceptos de la ley y los conserve frescos en su mente antes de la conquista de la tierra prometida, para regirse por ellos al entrar en la tierra. La exposición comienza por recapitular los Diez Mandamientos (Deuteronomio 5) y después abunda en varias leyes relacionadas directamente como ellos, como aplicaciones o derivaciones del Decálogo. Esta exposición no se limita a rememorar la ley de Moisés sino que además la actualiza, la adapta y la expande para el uso de la nueva generación, en una magnífica demostración del principio de revelación continua señalado por nuestro noveno Artículo de Fe (Artículos de Fe no. 9).

Esta parte, "El segundo discurso de Moisés: Lo que Dios espera de Israel (Deuteronomio 5-26)", se subdivide de la siguiente manera:
  1. La exposición de los Diez Mandamientos (Deuteronomio 5–11)

  2. Exposición de leyes adicionales (Deuteronomio 12-26)

  3. El prólogo de la recapitulación de la ley (Deuteronomio 4:44–49)

< Anterior Siguiente >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.