Inicio Noticias La pregunta de un niño pequeño y una experiencia misionera que revela que Dios nos ama como padre

La pregunta de un niño pequeño y una experiencia misionera que revela que Dios nos ama como padre

0
2019-01-04 10:51:11

Era una pregunta ridícula para que la hiciera el hijo de David Butler.

Después de tomar el puntero láser de su padre y perderlo accidentalmente en la escuela, Jack Butler, de 7 años, dejó una nota en la almohada de la habitación de David Butler explicando y disculpándose por lo sucedido. El joven hijo planeaba buscar cada pulgada cuadrada de la escuela al día siguiente y si no podía encontrar el puntero láser, trabajaría para ganar dinero por uno nuevo.

La última línea de la nota decía: "PD: ¿Me puedes perdonar alguna vez?"

Las lágrimas fluyeron cuando David Butler corrió hacia la cama de su hijo y lo abrazó tan fuerte que pensó que "sus globos oculares podrían saltar", dijo.

"En ese momento, tal vez más que en cualquier otro momento, al escuchar cualquier otro sermón o leer cualquier otro pasaje de las Escrituras, sentí que sabía por qué Dios podía perdonar, porque es un padre", dijo David Butler. "Por supuesto que lo perdoné. Soy tu padre. No soy tu juez. No soy tu oficial de libertad condicional. No soy tu jefe. Soy tu padre. Fue como un momento fundamental para mi comprensión. El carácter de Dios como padre ".

La tierna cuenta de la familia es una de las muchas que Butler comparte en su nuevo libro, Todopoderoso: cómo el ser más poderoso en el universo es también tu amoroso Padre Celestial.

Butler es un esposo y padre de seis hijos que enseña en el instituto de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Universidad de Utah Valley en Orem. Antes de eso fue profesor de seminario.

Todopoderoso fue uno de los varios temas que discutió en una entrevista reciente. También contó cómo se convirtió en un educador religioso, una experiencia poderosa de su misión de los Santos de los Últimos Días y la historia detrás de su lema familiar.

Esta entrevista ha sido editada por larga y clara.


Trent Toone: ¿En qué momento de tu vida sabías que querías ser un educador religioso?

David Butler: accidentalmente caí en él. Lo que es tan gracioso es que cuando estaba en la escuela secundaria, recuerdo haber estado sentado en clase y pensar que no quiero ser profesor. Iba a comenzar un laboratorio dental con un amigo cuando iba a la Universidad Brigham Young, ya sabes, solo para que nos lleváramos a la universidad. Quería ser un oncólogo pediátrico.

Pero curiosamente, estaba almorzando con un amigo y él me preguntó qué clase de religión está tomando. Todavía no tenía uno. Estaba tomando este llamado "Enseñar el Evangelio", que fue la introducción al seminario y al instituto de enseñanza. No lo sabía, así que lo tomé porque se ajustaba a mi horario. Dijo que no entrarás, se llena cada semestre. Pero fui a la computadora, y había un lugar, así que lo agregué.

Cuando crecí en Houston, ni siquiera sabía que existía algo así como un profesor de seminario o instituto de tiempo completo. Recuerdo que en la clase (Enseñar el Evangelio) teníamos una tarea para visitar una clase de seminario. Fue la primera vez que puse dos y dos juntos. De todos modos, tomé la clase. Después de un año en BYU-Hawaii, regresamos y tomé la siguiente clase. Me ofrecieron un concierto de enseñanza a tiempo parcial (enseñanza para estudiantes) cuando iba a la escuela. Hice eso y cuando me gradué y me ofrecieron un lugar de tiempo completo. Así que en cierto modo me caí, para ser honesto.

TT: En tu biografía dice que has elegido el lema de la vida: "Stuff no mattah, people mattah". ¿Cuál es la historia detrás de eso? De donde vino eso?

DB: Estuve en un seminario un día y esta chica citó algo que su papá siempre dice. Otro niño dijo algo similar. Pensé para mí mismo, Dios mío, ¿se supone que papá tiene un lema? ¿Qué crecerán mis hijos diciendo? Le dije a mi esposa Jenny que necesitamos encontrar un lema, algo que sea como nuestro tema o mantra familiar.

Estábamos en Hawai para la boda del hermano de mi esposa y estábamos sentados en una clase de la Escuela Dominical cuando un hombre polinesio en la parte de atrás dijo que las escrituras me recuerdan ese viejo adagio: "No hagas matta, la gente matta". Justo cuando dijo eso, Jenny y yo nos miramos el uno al otro. Eso es. Ese es nuestro lema.

Jenny creció con sus padres enseñándole que las personas y las experiencias siempre serán más importantes que el dinero y las cosas, así que lo adaptamos. Se lo enseñamos a los niños y decimos que nuestro ministerio es la gente. Somos amables, somos honestos y cuidamos de las personas. Cuando nos necesiten, nos vamos. Las personas siempre serán las primeras en nuestras prioridades, las relaciones siempre serán las primeras. El resto del mundo es solo cosas. Sentimos que la misión de nuestra vida es amar como Jesús. Eso es lo que queremos que los niños entiendan a una edad temprana.

TT: ¿En qué sirvió su misión y cuál consideraría el punto de inflexión en su servicio misionero?

DB : Serví en la Misión Corea Seúl Oeste.

Puedo recordar un punto de mi misión de aproximadamente tres meses cuando estaba realmente frustrado y abrumado. Podía imaginarme el mundo como un globo terráqueo y pensé que estaba literalmente en la mitad del mundo y sentía que Dios había olvidado dónde estaba, para ser honesto. Soy el único americano. Soy el único que habla inglés. Ni siquiera estoy siendo de mucha ayuda. Pensé que era bueno con la gente antes de irme, pero hay un bloqueo debido al idioma. Fue solo uno de esos días en los que sientes que el Señor arruinó tu misión y olvidó dónde estaba.

Antes de partir a mi misión, mi madre me llevó de viaje a Nueva York. Una de las noches que vimos esta obra de fuera de Broadway llamada "The Fantasticks", y tenía esta canción principal, una melodía pegadiza que se pega en tu cabeza. Fue una jugada al azar y una decisión al azar para ir a verla, seis meses antes de irme.

Así que estuve en Corea en un campus universitario y, de la nada, un sistema de oradores comenzó a tocar esa canción (en inglés, "Fantasticks") justo cuando pensé que creo que Dios me ha perdido. Estaba un poco sorprendida y un poco llorosa. Mi compañero se acercó y dijo, "Amigo, ¿estás bien?" Yo estaba como, "Sssshh, Dios tocando una canción para mí".

Ese fue un momento en el que me di cuenta bien, él no entendió mal mi misión. Tengo trabajo que puedo hacer aquí. Fue un punto de inflexión en cierta medida para mí. Tengo mis limitaciones pero sentí que Dios iba a casar mis habilidades con situaciones en las que pueden ser valiosas. Ahí es donde decidí que solo pondría lo que tengo ahí fuera. Voy a amar a la gente de la mejor manera que sé, incluso con el lenguaje limitado que tengo, y esperaba que Dios lo tomara y lo usara de la manera que mejor conozca. Así es como viví el resto de mi misión.

TT: ¿Cómo surgió la idea de este libro, Todopoderoso ?

DB : Estaba conversando con mi hermana, que estaba pasando por un momento difícil y me hacía muchas preguntas sobre la historia de la iglesia, nuestras creencias y todo.

Mientras estábamos teniendo esa conversación, le dije que tenías que empezar desde el principio. Necesitas comenzar con tu fe y creencia en Dios. Debes decidir si crees que Dios vive y que Dios es real porque ese es el centro de nuestra fe. No estos otros detalles. Entonces dije que solo necesitas comenzar de nuevo y comenzar con fe en Dios. Ahí es donde José (Smith) comenzó en los Artículos de Fe. Creo que ahí es donde debes empezar.

Me alejé de esa conversación y pensé que quería escribir un libro sobre eso. Esa es una verdad que quiero enfatizar un poco más, que nuestra verdad principal es que creemos en Dios. Eso es lo que somos como personas y, a veces, no lo reflejamos tanto en nuestro discurso. Por lo general, la primera línea de testimonio que escuchan de las personas es que saben que la iglesia es verdadera. ¿Qué hay de nuestra creencia en Dios? Ese parece ser el que debe salir. Así que una conversación con ella provocó la idea, y luego hubo otros pensamientos en el camino.

Me he dado cuenta de lo poderosa que es la verdad de que Dios es como un padre, no este gobernante todopoderoso del universo, sino que usa su poder, influencia y bondad para sus hijos. Él no solo hace milagros, sino que hace milagros para sus hijos. Me encantó esa idea, así que entró en juego.

En las escrituras, (Mosíah 4: 9), el rey Benjamín se levanta en su torre y dice que escuchen, algo que quiero que sepan es que creemos en Dios. Eso es ante todo, es nuestra verdad de oro.

En la Primera Visión y la aparición del Libro de Mormón, hay evidencia de que hay un Dios y que él nos habla. Esa es la verdad con la que Joseph (Smith) sale de la arboleda sagrada: hay un Dios y puedo hablar con él. Soy un pobre campesino y Dios está interesado y puede hablar conmigo. Creo que eso es tan poderoso.

TT: ¿Hay un mensaje central que esperas que los lectores tomen de Todopoderoso ?

DB: Espero que se lleven a cabo que Dios es todopoderoso, que puede hacer cualquier cosa, en cualquier momento y en cualquier lugar, y que también es nuestro padre. Todo su tiempo, energía y poder están dedicados a mostrar amor a sus hijos; que es personal que podamos tener una relación personal con él; que podemos confiar en él y él es para nosotros. Él está de nuestro lado. Lo ha demostrado una y otra vez. Espero que la gente lea eso y empiece a reconocer lo involucrado que está y ahora lo que quiere es estar en nuestras vidas.


Lea más ideas edificantes de David Butler en su nuevo libro, Todopoderoso.

El anterior artículo es una traducción automática y en tiempo real del original en inglés que puedes consultar en el artículo “http://www.ldsliving.com/One-Little-Boy-s-Question-and-a-Mission-Experience-That-Reveal-God-Loves-Us-as-a-Father/s/90040“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.