Ejemplos de mujeres que han podido ver a Dios en las Escrituras

    7
    74




    <br />


    Leyendo la traducción de Juan 1:18 de la Biblia King James, encontramos esta frase desconcertante: "Nadie ha visto a Dios en ningún momento".

    ¿Ha visto una mujer a Dios?

    El griego original de Juan 1:18 se traduciría con mayor precisión como "nadie[hombre o mujer] ha visto a Dios en ningún momento". Pero la Traducción de José Smith aclara: "Y nadie ha visto a Dios en ningún momento, si no ha dado testimonio del Hijo; porque si no es por él, nadie puede ser salvo". Tenemos muchos ejemplos de hombres que ven a Dios.

     

    Aún así, la traducción inglesa "Nadie ha visto a Dios en ningún momento" nos anima a preguntarnos, ¿dónde tenemos en las Escrituras ejemplos de una mujer viendo a Dios?

     

    ¿Vio Eva a Dios?

    Si tomamos el Antiguo Testamento como guía, no tenemos claridad precisa de que Eva vio a Dios. Sabemos que ella escuchó su voz en el jardín y habló con él (Génesis 3:8). La revelación moderna trae consigo una mayor comprensión.

     

    Moisés 5:4 enseña que después de la Caída, Adán y Eva ya no vieron a Dios porque "fueron excluidos de su presencia". Esto nos permite concluir que antes de la Caída, Adán y Eva tenían una comunión directa y cara a cara con Dios.

     

    Eva vio a Dios.

    ¿Abish vio a Dios?

    Una de las historias inesperadas en las Escrituras es la de Abish, la misionera del Libro de Mormón. Como sierva del rey lamanita, no esperamos que supiera nada sobre el evangelio. Sorprendentemente, después de que el rey lamanita y su familia cayeron al suelo convertidos a través de la predicación de Ammón, Abish salvó el día de una turba menesterosa.

     

    Mormón introduce Abish de esta manera: "Todos ellos habían caído a la tierra, excepto una de las mujeres lamanitas, cuyo nombre era Abish, que se había convertido al Señor durante muchos años, a causa de una visión notable de su padre" (Alma 19:16).

     

    Curiosamente, el nombre de Abish en hebreo probablemente significa "El Padre es un hombre", aunque es un nombre extraño, ya que todo padre es un hombre.

     

    Significativamente, los escritores de las escrituras antiguas a menudo usaban los nombres de los individuos como un tema clave o juego mundial en la historia, como he escrito aquí, aquí y aquí.

     

    ¿Qué significa esto para la historia de Abish? Su nombre puede ser un testimonio de lo que ella experimentó en una visión: que "[Dios el] Padre es un Hombre ".

     

    Sorprendentemente eso haría de Abish una de las pocas mujeres registradas que en las Escrituras ha visto a Dios!

     

    Abish vio a Dios (yo así lo creo).

     

    ¿Quién puede ver a Dios?

    Es un placer de Dios mantenerse en una relación con nosotros. Quiere vernos. Y quiere que lo veamos.

     

    Si nos volvemos a la historia de Moisés y los Israelitas en el Sinaí, aprendemos que Dios salvó a los Israelitas de la esclavitud egipcia para que Él pudiera invitarlos a Su presencia, para que lo vieran. Dios instruyó a Moisés y a los israelitas "Y prepárate para el tercer día; porque al tercer día descenderá el Señor delante de todo el pueblo sobre el monte Sinaí" (Éxodo 19:11, énfasis añadido).

     

    Desafortunadamente, debido al temor y a la falta de fe, los israelitas rechazaron la oportunidad de ver a Dios (Éxodo 20:18-21 y D. y C. 84:19-24).

     

    Alguien que ejerció su fe para vencer el miedo de ver a Dios era el hermano de Jared. Aprendemos de su ejemplo que aquellos con su corazón justo delante de Dios y con fe pueden ser traídos de vuelta a su presencia para ver su rostro.

     

    El hermano de Jared dijo a Dios: "Sí, Señor, sé que dices la verdad, porque eres un Dios de verdad y no puedes mentir. Y cuando hubo dicho estas palabras, he aquí que el Señor se le apareció y le dijo: Porque sabéis estas cosas, sois redimidos de la caída; por tanto, volvéis a mi presencia; por tanto, yo me muestro ante vosotros". (Éter 3:12-13).

     

    ¿Podemos ver a Dios?

    ¡Si!

     

    Creo que las palabras del musical Les Misérables son las que mejor expresan la verdad sobre cómo vemos el rostro de Dios:

     

    Amar a otra persona es ver el rostro de Dios.

     

    Y el amor es la esencia de todos los convenios de Dios.

     

     


    7 COMENTARIOS

    1. A ver hermanos, si lo tomamos más literal, dice en español que nadie ha visto a Dios jamás. ¿Pero cuál Dios?. Si tomamos las revelaciones modernas al respecto, resulta que todas las personas que se mencionan, vieron a Jesucristo antes de nacer, acordémonos que fue Él mismo que le habló a Moisés en su posición de Padre, el Dios del antiguo testamento, era en realidad Jesucristo y no Dios el Padre, ya que, es Cristo el el que se ha manifestado en toda la historia humana. Me arriesgo a decir que las únicas veces que el hombre ha visto a Dios el Padre, ha sido posiblemente además, del jardín de EDÉN, HA SIDO EN LAS DISPENSACIONES, O SEA, A LOS PROFETAS QUE LAS ENCABEZARON, POR ESO, CREO QUE JOSÉ sMITH PUDO TENER ESA VISIÓN DE LOS DOS, PERO, ES SÓLO UNA SUPOSICIÓN NADA MÁS, PUES, NO ESTÁ ESCRITO. ASÍ QUE, COMO SE LE DIO A JESÚS TODA POTESTAD BAJO EL CIELO, ÉL, ES EL QUE, COMO EN LA FUNCIÓN DEL PADRE ETERNO, SE HA APARECIDO AL HOMBRE, no Dios SU PADRE ETERNO. COMO jEHOVÁ, EL DIOS DE ISRAEL, EL SALVADOR DE ISRAEL Y DESPUÉS CUANDO NACIÓ Y LE PUSIERON EMANUEL, QUE SIGNIFICA “DIOS CON NOSOTROS”, O SEA, JEHOVÁ. ASÍ QUE, NO NECESARIAMENTE, VIERON A DIOS EL PADRE DE JESUCRISTO, SINO, A JESUCRISTO EN SU FUNCIÓN DE PADRE. fUE éL JESUCRISTO EL QUE LE HABLÓ A MOISÉS EN SU FUNCIÓN DE PADRE Y A ÉL SE LE MOSTRÓ, Y TAMBIÉN AL HERMANO DE JARED. Todas las personas en las escrituras que mencionan haber visto a Dios cara a cara, vieron a Jesucristo en su función de Dios el Padre.. Así que, realmente a Dios el Padre de Jesucristo, son muy pocas las personas que le han visto de verdad en la tierra. Por causa de la creación Jesucristo es además nuestro Padre Celesial y nuestro Salvador y Redntor, es prácticamente, con el único Dios que hemos tratado en toda nuestra existencia. Cuando le preguntaron a Cristo cuando les mostraría al Padre, este les respondió, “El que me ha visto, a visto tambien al Padre, porque, el Padre y yo somos uno. Jehová Dios de Israel, es el mismo Dios que bajó y tomó un cuerpo y se Llamó Jesucristo en la tierra. Así que, repito, es al Cristo al que han visto desde la antigüedad, Y no AL PADRE DE JESUCRISTO…. Son muy escasas las personas que han visto al padre de Jesucristo, y José Smith fue uno de los privilegiado en toda la historia humana. Los demás, sólo han visto a Jehová.

    2. Me atreví a preguntar porque he leído al respecto y creo que se trata de otro tema…
      “Jueces 13:16-25

      “El ángel no dice que [su nombre] fuese secreto, sino…hu peli, esto es, ADMIRABLE; esta característica es dada a Jesucristo (véase Isaías 9).” (Clarke, Bible Commentary, 2:159.)
      No es seguro que el ángel fuera el Señor mismo, sino parece que fue alguien que habló en el nombre del Señor mediante autoridad divina, tal como en Apocalipsis 22:1-9. Ciertamente la experiencia de Manoa y su esposa es uno de los casos más destacables de visitación angélica que se mencionan en las Escrituras. Y este hecho destaca más la tragedia de la vida de Sansón. Anunciado por un ángel, nacido de una mujer estéril, bendecido con inmensos dones del Señor, Sansón debió haber vivido una de las vidas más grandiosas de la historia sagrada. En cambio, su vida fue llena de autoindulgencia, inmoralidad, venganza personal y violación del convenio. La vida de Sansón ciertamente es una de las grandes tragedias de la historia.”
      (Manual de Instituto de Religión)

      • Juan Alfonso Pozas Montesinos. Busca un poco más de información sobre el término “el Angel de Jehová” y hallarás que es algo muy interesante. No siempre se refiere a un ángel. La identidad del personaje que visitó a Manoa y a su esposa comienza a ser revelada en Jueces 13:17-18, donde el ángel menciona un título divino. Más adelante, en Jueces 13:22, Manoa expresa un gran temor. Su esposa sustenta lo dicho por Manoa y le tranquiliza, en el versículo siguiente. El temor de Manoa no habría tenido razón de ser si no hubiera estado en la presencia de Dios. Eso es lo que me impulsa a contar este caso en la colección de teofanías de las Escrituras.

    3. “Y este sacerdocio mayor administra el evangelio y posee la llave de los misterios del reino, sí, la llave del conocimiento de Dios.
      Así que, en sus ordenanzas se manifiesta el poder de la divinidad.
      Y sin sus ordenanzas y la autoridad del sacerdocio, el poder de la divinidad no se manifiesta a los hombres en la carne;
      porque sin esto, ningún hombre puede ver la faz de Dios, sí, el Padre, y vivir.
      (DyC 84:19-22)

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor, agrega tu comentario!
    Por favor, escribe aquí tu nombre