Romanos

0
Romanos
Volúmen:
< Anterior Siguiente >

Introducción al libro de Romanos

El libro de Romanos es, teológicamente, la más importante de todas las epístolas escritas por el apóstol Pablo de Tarso, y contiene su presentación más comprensiva y lógica del Evangelio. Este libro ha jugado repetidamente papeles importantes a través de la historia del cristianismo.

Romanos = Justificación

Nombre del libro:Romanos
Abreviatura:Rom. (RVSUD)
Número de capítulos:16
Versículos notables:Romanos 1:17
Perspectiva de Jesucristo:Señor de Justicia
Autor:Pablo de Tarso
Fecha aproximada:60 d. C.

Estructura del libro de Romanos

Los esquemas o estructuras son excelentes maneras de comprender mejor el propósito y organización de los temas dentro de un libro de las Escrituras. El siguiente es el esquema del libro de Romanos.
Para obtener un análisis más detallado sobre esta estructura consulta el artículo "Estructura general del libro de Romanos, en la Biblia".

Estructura del libro de Romanos

  1. La revelación de la justicia de Dios (Romanos 1-8)
  2. La vindicación de la justicia de Dios (Romanos 9-11)
  3. La aplicación de la justicia de Dios (Romanos 12-16)

Autor del libro de Romanos

Existe un acuerdo abrumador entre los estudiosos de que el apóstol Pablo escribió este libro fundamental del Nuevo Testamento. El vocabulario, el estilo, la lógica y el desarrollo teológico son consistentes con las otras epístolas de Pablo. Pablo dictó la carta a un secretario llamado Tertius (Romanos 16:22), a quien se le permitió agregar su propio saludo. Si bien la autoría paulina es incuestionable, la unidad de la epístola ha sido un tema de debate. Algunos han argumentado que el capítulo 16 estaba originalmente separado de la carta, pero se adjuntó en una fecha posterior. Sin embargo, es más sencillo entender la lista de saludos en este capítulo final como el esfuerzo de Pablo, que era foráneo a la iglesia romana, para enumerar a los amigos mutuos.

Fecha de redacción del libro de Romanos

Que Pablo aún no había visitado Roma en el momento en que se escribió Romanos se hace evidente en Romanos 1:13. La epístola se escribe durante el tercer viaje misional cuando él participó en la recaudación de un fondo para la iglesia en Jerusalén. Cuando escribió 2 Corintios, viajando de Éfeso a Corinto, la recolección todavía estaba incompleta (2 Corintios 8:1-9). En el momento en que escribió a la iglesia en Roma, esta recolección parece haberse completado (Romanos 15:26-28). Por lo tanto, asumimos que Pablo escribió la epístola a los Romanos desde Corinto, donde permaneció durante tres meses en 57 d.C., al final de su tercer viaje misional y antes de viajar a Jerusalén (Romanos 15:25; Hechos 20:2-3).

Temas y estructura literaria del libro de Romanos

La frase clave de esta epístola se encuentra en Romanos 1:17: “la justicia de Dios”. Esta frase encapsula el corazón mismo de la epístola. La epístola de Romanos está escrita, por lo tanto, para mostrar cómo los hombres y las mujeres pecaminosos pueden recibir la justicia de Dios a través de la fe en Jesucristo. El tema de la justicia divina que se encuentra en el libro se refleja en el siguiente esquema: la revelación de la justicia de Dios (capítulos 1–8); la vindicación de la justicia de Dios (cap. 9–11); y la aplicación de la justicia de Dios (cap. 12-16).

En el contexto de su tema general de la justicia de Dios, Pablo discute la necesidad de la humanidad pecadora de la justicia de Dios (1: 18–3: 20), la aplicación de la justicia de Jesucristo a los seres humanos pecaminosos por medio de la justificación (3:21–5:21), y la santificación de los redimidos (6:1–8:39).

Además, Pablo analiza la justicia de Dios como se revela en Su fidelidad a las promesas de su convenio con Israel (9:1–11:36), y la justicia que los cristianos deben mostrar uno frente al otro y ante el mundo (12:1 – 16:27).

En su amplia presentación del plan de salvación de Dios, Pablo pasa de la condena a la glorificación y de la verdad teológica a la conducta práctica. Hay una repetición de varias palabras clave, tales como justicia, fe, ley, todo y pecado, que aparecen al menos sesenta veces en esta epístola.

< Anterior Siguiente >

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.