1 Timoteo

    0
    173
    Volúmen:
    < Anterior Siguiente >

    Introducción al libro de 1 Timoteo

    En 1 Timoteo y 2 Timoteo, el apóstol Pablo de Tarso, anciano y experimentado, escribe a su protegido y discípulo más joven, Timoteo, un joven líder de la Iglesia que se enfrenta a una gran responsabilidad. Las cartas de Pablo proporcionan a Timoteo aliento en el ministerio y le brindan instrucciones detalladas para la organización y la vida de la iglesia.

    1 Timoteo = El orden de la Iglesia

    Nombre del libro:1 Timoteo
    Abreviatura:1 Tim. (RVSUD)
    Número de capítulos:6
    Versículos notables:1 Timoteo 3:9
    Perspectiva de Jesucristo:El único Soberano
    Autor:Pablo de Tarso
    Fecha aproximada:63 d. C.

    Estructura del libro de 1 Timoteo

    Los esquemas o estructuras son excelentes maneras de comprender mejor el propósito y organización de los temas dentro de un libro de las Escrituras. El siguiente es el esquema del libro de 1 Timoteo.
    Para obtener un análisis más detallado sobre esta estructura consulta el artículo "Estructura general del libro de 1 Timoteo, en la Biblia".

    Estructura del libro de 1 Timoteo

    1. Los 5 encargos de Pablo de Tarso a Timoteo (1 Timoteo 1-6)

    Autor del libro de 1 Timoteo

    Desde principios del siglo XIX, las Epístolas pastorales (1 Timoteo, 2 Timoteo y Tito) han sido atacadas más que cualquier otra epístola paulina en cuanto al tema de la autoría. La similitud de estas epístolas requiere que sean tratadas como una unidad en términos de autoría.Evidencia externa apoya la autoría paulina. Los padres postapostólicos de la iglesia, como Policarpo y Clemente de Roma, aluden estas epístolas, y se identifican como paulinas desde los tiempos de Ireneo y Tertuliano. Solo las epístolas de Romanos y 1 Corintios tienen mejor testimonio entre las epístolas paulinas.Sin embargo, algunos eruditos consideran estas cartas como “falsas” que aparecieron durante el segundo siglo. Las razones citadas para esta visión incluyen ciertas diferencias en el lenguaje, y el supuesto de que el orden de la iglesia reflejado en las Pastorales refleja un período posterior a la vida de Pablo. Si bien hay diferencias entre las Pastorales y las otras epístolas paulinas, estas diferencias se explican adecuadamente por el hecho de que las otras epístolas fueron escritas a las iglesias, mientras que las Pastorales fueron escritas a individuos. Algunas diferencias lingüísticas pueden deberse al uso de Pablo de un amanuensis (secretario), posiblemente Lucas, o simplemente al hecho de que la diversidad de temas produce diversidad de vocabulario. Además, la suposición de que estos libros son falsificaciones implica que el supuesto autor / compilador fue deliberadamente engañoso, y estos volúmenes difieren notablemente de los escritos que sabemos que son postapostólicos y pseudepigráficos. Finalmente, estas cartas no abordan problemas comunes del siglo segundo como el gnosticismo.

    Fecha de redacción del libro de 1 Timoteo

    En estas epístolas, Pablo le escribe a Timoteo, quien se había convertido en su compañero más cercano en el segundo viaje misionero (Hechos 16: 1–3). Sobre la base de la reconstrucción histórica a continuación puede establecerse que 1 Timoteo fue escrito cerca del año 63 y 2 Timoteo cerca del año 67.

    La autoría paulina de las Epístolas pastorales requiere la liberación de Pablo de su encarcelamiento romano (Hechos 28), la continuación de sus esfuerzos misionales y su encarcelamiento por segunda vez en Roma. Desafortunadamente, el orden de los eventos solo puede reconstruirse a partir de pistas, porque no hay historia en el libro de Hechos que cubra los últimos años del apóstol. La siguiente reconstrucción es, por lo tanto, sólo provisional.

    Como anticipó (Fil. 1:19, 25, 26, 2:24), Pablo fue liberado de su primer encarcelamiento romano (c. A.d. 63). En cumplimiento de su promesa a los filipenses (Fil. 2: 19-23), envió a Timoteo a Filipos para contar las buenas nuevas. El mismo Pablo fue a Efeso (a pesar de su expectativa anterior en Hechos 20:38) y a otras iglesias asiáticas como Colosas (véase Filem. 22). Cuando Timoteo se reunió con él en Éfeso, Pablo le ordenó a su asistente que “permaneciera en Éfeso” (1 Tim. 1: 3) mientras viajaba a Macedonia. Cuando vio que podría retrasarse en Macedonia, Pablo escribió 1 Timoteo (c. A.d. 63), tal vez de Filipos (1 Tim. 3:14, 15). Después de ver a Timoteo en Éfeso, el apóstol viajó a la isla de Creta, donde, después de un período de ministerio, dejó a Tito para continuar la obra (Tito 1: 5). Desde Corinto, Pablo escribió su epístola a Tito (c. A.d. 63) porque Zenas y Apolos hacían un viaje que los llevaría por Creta (Tito 3:13). Dio instrucciones a Tito para que se uniera a él en Nicópolis después de la llegada de su reemplazo a Creta (Tito 3:12).

    Temas y estructura literaria del libro de 1 Timoteo

    En su primera carta a Timoteo, Paul busca guiar a su ayudante más joven y menos experimentado, Timoteo, en su importante responsabilidad como supervisor del trabajo en Éfeso y otras ciudades asiáticas. Escribe, en efecto, un desafío a Timoteo para que cumpla la tarea que tiene ante sí: combatir la enseñanza falsa con una doctrina sólida, desarrollar un liderazgo calificado, enseñar la Palabra de Dios y alentar la conducta cristiana. Debido al carácter personal y conversacional de esta carta, está estructurada en torno a cinco encargos claros que terminan cada sección (1: 18–20; 3: 14–16; 4: 11–16; 5: 21–25; 6: 20, 21). Estas secciones tratan sobre la doctrina (cap. 1), el culto público (capítulos 2-3), el peligro de los falsos maestros (cap. 4), la disciplina de la iglesia (cap. 5) y los motivos del liderazgo (cap. 5).

    < Anterior Siguiente >

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor, agrega tu comentario!
    Por favor, escribe aquí tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.