¿Cómo puedo entender?

Sesión: Sábado por la mañana 

Fecha: 06 de abril de 2019

Discursante: Ulisses Soares 

Posición: Del Cuórum de los Doce Apóstoles

Desarrollo 
  • Recordó la experiencia del evangelista Felipe con el etíope 
  • Todos somos como el etíope o bien como Felipe. El objetivo debe ser el de la conversión. 
  • Convertirse es convertirnos en nuevas criaturas 
  • El mandato de aprender y enseñar es intemporal, y se plasma en la prédica de Moisés. Debía ser enseñado en familia a los hijos. 
  • Nuestras familias deben ser criadas en disciplina y la luz de la verdad. 
  • Es preciso fundamentar nuestras vidas en la roca de Jesucristo. 
  • Dos discípulos de Juan el Bautista siguieron a Jesucristo y aceptaron de por vida su invitación "Venid y ved". Y es lo que debemos hacer nosotros. 
  • Sintonizarse con Dios no es un asunto simple y requiere voluntad. 
  • La pregunta del etíope también remarca la responsabilidad individual. 
  • Para defender la Iglesia es preciso que brindemos nuestro ejemplo. 
  • Algunos se han estado alejando. Son hijos de Dios y debemos amarlos, abrazarlos y seguir orando por ellos. 
  • Acérquense ustedes al Salvador y mantengan la esperanza como parte del plan del evangelio 
  • Experiencia de María 
  • Testimonio 
Resumen
En el libro de los Hechos, Felipe, el evangelista, comparte la historia de un eunuco etíope que, cuando se le enseñaba la palabra de Dios, preguntaba: "¿Cómo puedo (comprender), si no es que algún hombre me guía?
Esta pregunta es un recordatorio del "mandato divino que todos tenemos de buscar, aprender y enseñarnos los unos a los otros el evangelio de Jesucristo". A menudo necesitamos la ayuda de maestros fieles e inspirados para entender, y a veces, nosotros también necesitamos enseñar para entender.
Sólo aceptando la invitación del Salvador a "venir y ver" y permanecer en Él – "sumergiéndonos en las Escrituras, regocijándonos en ellas, aprendiendo Su doctrina, y esforzándonos por vivir de la manera en que Él vivió" – podemos llegar a conocerle y discernir Sus verdades como Sus discípulos. Esto requiere llamar a Dios y llevar su evangelio al centro de nuestras vidas. "Nuestras acciones deben reflejar lo que aprendemos y enseñamos."
Para aquellos que experimentan tristeza, agonía o arrepentimiento a causa de familiares o amigos que se han distanciado del Señor, "por favor sepan que no están totalmente perdidos porque el Señor sabe dónde están y está velando por ellos. Recuerda, ellos también son Sus hijos!"
Puede ser difícil entender por qué algunas personas toman caminos diferentes, pero como enseña la parábola del hijo pródigo: "Nunca debemos renunciar a ellos, sino preservar nuestras relaciones. Nunca los rechace ni los juzgue mal. ¡Sólo ámalos!"
"Recuerden, hermanos y hermanas, siempre, que la esperanza es una parte importante del plan del Evangelio", y que las enseñanzas del Evangelio de Cristo tienen el poder de transformar los corazones.
Puntos Clave
  • Entender el evangelio de Cristo requiere esfuerzos para aprender y enseñar de Él.
  • Con Cristo en el centro de la vida de las personas, Sus enseñanzas tienen el poder de transformar los corazones.
  • Nunca abandones o rechaces a los seres queridos que se desvían del camino. Ámalos.
Temas
  • La enseñanza y el aprendizaje del evangelio en el hogar 
  • Obra misional
Ilustraciones
  • Felipe y el etíope 
  • Los discípulos de Juan el Bautista 
  • "María" y sus hijos