Inicio Reflexiones SUD Gerrit W. Gong: Buen Pastor, Cordero de Dios

Gerrit W. Gong: Buen Pastor, Cordero de Dios

0
Gerrit W. Gong: Buen Pastor, Cordero de Dios

Buen Pastor, Cordero de Dios

Sesión: Domingo por la tarde

Fecha: 07 de abril de 2019

Discursante: Gerrit W. Gong

Posición: Del Cuórum de los Doce Apóstoles

Desarrollo 
  • ¿Han contado ovejas para dormir? A mí no me funciona, me mantiene despierto.
  • [Recuerda el salmo del pastor] En esta Pascua honramos al Buen Pastor, que también es el Cordero de Dios. Esas funciones y símbolos se complementan en forma poderosa. "Porque de tal manera amó Dios al mundo…" "Yo soy el Buen Pastor, que da Su vida por sus ovejas".
  • Como nuestro Buen Pastor, Jesús llama a sus ovejas con su voz, las busca y recoge y las 
    • El Buen Pastor llama a las ovejas por su nombre y ellas conocen su voz, les llama también por su propio nombre, el nombre de Cristo. Al obedecer estamos prestando oído a su voz. El presidente Nelson indicó que usemos el nombre correcto de la Iglesia. Pedimos al Padre en el nombre de Cristo.
    • Nuestro Buen Pastor nos busca y recoge en su rebaño. Cuida tanto a la oveja extraviada como a las 99. El dijo "tengo otras ovejas", identificó estas como el pueblo de las Américas. El Libro de Mormón da testimonio. Seguimos al Cordero de Dios, que es santo, recibiendo las aguas del bautismo. Invitemos a otras personas a venir y seguirlo a Él, incluso hasta el santo templo de Dios para el recogimiento a ambos lados del velo.
    • El Buen Pastor da ejemplo de ministrar con amor. Así le pidió a Pedro, "apacienta mis ovejas". Si esto hacemos, las ovejas estarán seguras. A los pastores pide que sean buenos pastores, que busquen a la perdida y venden a la perniquebrada. Al asalariado no le importan las ovejas. Nosotros hacemos convenio de seguir al Buen Pastor, llevando las cargas los unos de los otros y regocijándonos por la felicidad mutua. 
  • Jesucristo es nuestro Pastor perfecto. Debido a que dio su vida y es un ser resucitado, es también el perfecto Cordero de Dios, anunciado desde Adán
  • El Padre Abraham, padre del Convenio, experimentó lo que era sacrificar a su propio hijo.
  • Juan y Nefi testificaron del Cordero de Dios. Abinadí testificó del sacrificio del Hijo de Dios. Alma llamó a este sacrificio "una cosa que es más importante que todas las otras".
  • Una amiga no comprendía la posibilidad del perdón divino y oró para poder entenderlo. Su oración fue contestada mediante una experiencia espiritual transformadora que involucró el salvar a un ladrón pagando la comida robada. Inesperadamente, esta experiencia le ayudó a entender el papel de Jesucristo.
  • El Cordero de Dios sabe cuando nos sentimos solos, inseguros y asustados. Nefi vio el poder de Dios en gran gloria sobre los pequeños en número de la Iglesia. 
  • Nuestro Salvador nos asegura que "en su brazo recogerá los corderos y en su seno los llevará". 
  • El Buen Pastor nos llama hoy en su nombre. Enseña a los pastores de Israel a ministrar con su amor. Su expiación es central al propósito de la Creación.
Resumen de notas
El Buen Pastor busca, recoge y viene a su pueblo.
"Nuestro Buen Pastor nos llama en su voz y en su nombre. Él busca, recoge y viene a su pueblo. A través de Su profeta viviente y de cada uno de nosotros, Él invita a todos a encontrar paz, propósito, sanidad y alegría en la plenitud de Su Evangelio restaurado y en Su camino de convenio. …”
"Mientras buscamos con verdadera intención seguir a Jesucristo, la inspiración viene a hacer el bien, a amar a Dios y a servirle. Mientras estudiamos, reflexionamos y oramos; mientras renovamos regularmente los convenios sacramentales y del templo; y mientras invitamos a todos a venir a Su evangelio y ordenanzas, estamos escuchando Su voz".
Al buscarnos y reunirnos, el Salvador se acerca al uno y a los noventa y nueve, a menudo al mismo tiempo. "Al ministrar, reconocemos a los noventa y nueve que son firmes e inamovibles, aún cuando anhelamos al que se ha descarriado. Nuestro Salvador nos busca y nos libera de todos los lugares, de las cuatro direcciones de la tierra. …
"Hoy, nuestro Salvador desea que lo que hacemos y en lo que nos estamos convirtiendo invite a otros a venir a seguirle. Vengan a encontrar el amor, la curación, la conexión y la pertenencia al convenio en Él, incluso en el santo templo de Dios, donde las sagradas ordenanzas de salvación pueden bendecir a todos los miembros de la familia, reuniendo así a Israel a ambos lados del velo".
Cristo también enseña cómo ministrar en amor.
"Nuestro Buen Pastor advierte que los pastores en Israel no deben dormir, ni dispersar o hacer que las ovejas se extravíen, ni mirar nuestro propio camino para nuestro propio beneficio. Los pastores de Dios deben fortalecer, sanar, atar lo que está roto, traer de nuevo lo que fue echado, buscar lo que se perdió".
Puntos Clave
  • Cristo es el Buen Pastor, que llama a todos en Su voz y en Su nombre.
  • El Buen Pastor busca, recoge y rescata a todos de todos los lugares, de las cuatro partes de la tierra.
  • El Salvador desea que todos le sigan e invita a otros a hacer lo mismo.
Temas
  • Buen Pastor
  • Cordero de Dios
  • Expiación
  • Liderazgo
  • Ministrar
Ilustraciones
  • El símbolo del Buen Pastor
  • El símbolo del Cordero de Dios
  • La experiencia de salvar al ladrón pagando lo robado