• 155964
    ¿Qué es lo que Herodes el Grande creía realmente sobre el Mesías? ¿Practicaba Herodes el judaísmo y creía en las profecías?
    No hay capítulos relacionados aún.

  • 155948
    La frase «de buenos padres» deja entrever muchas cosas sobre Lehi, una de las cuales es su posición socioeconómica.
    No hay capítulos relacionados aún.

  • 155890
    Diferencias de estilo como esta son parte de las evidencias sobre la autenticidad del Libro de Mormón.
    No hay capítulos relacionados aún.

  • 139317
    La siguiente información te servirá para explicar con facilidad los cambios en las reuniones dominicales de La Iglesia de Jesucristo.
    No hay capítulos relacionados aún.

  • 139143
    ¿Quiénes extrajeron las fechas que aparecen como una cronología al pie de página del Libro de Mormón? El Comité de la Iglesia, encabezado por el élder James E. Talmage realizó esta tarea y recomendó que se incluyera en las ediciones impresas del Libro de Mormón. ¿Cuándo comenzó a incluirse la cronología de los eventos del Libro de Mormón? En 1920. Antes de esa fecha las ediciones del Libro de Mormón no gozaban de esa valiosa característica. ¿Hay alguna forma de conseguir el ejemplar de 1920 donde, por primera vez, apareció la cronología de los eventos del Libro de Mormón? Sí, como no. Aquí tienes un enlace al ejemplar de 1920 del Libro de Mormón donde aparecen por primera vez estas anotaciones, además de otras valiosas contribuciones que hicieron único a este ejemplar. La cronología que se encuentra al pie de las páginas del Libro de Mormón apareció por primera vez en 1920 y fue una recomendación del comité de la Iglesia que encabezaba el élder James E. Talmage. Antes de 1920 no existían estas valiosas anotaciones con fechas al pie de página del Libro de Mormón. El ejemplar de 1920 del Libro de Mormón es único en varias maneras. Desde la época de Orson Pratt, que en 1879 introdujo capítulos y versículos, no se había modificado en forma profunda el formato impreso del Libro de Mormón. El comité encabezado por el élder James E. Talmage introdujo un formato de dos columnas, brindándole una mayor similitud con las Biblias impresas. Pero la característica más novedosa fue, precisamente, la inserción del cálculo de fechas a pie de página que permite al lector enterarse rápidamente cuándo fue, por ejemplo, construido el barco que trasladó al grupo de Lehi a las Américas (592 a.C.) o con cuanta anticipación Samuel el lamanita predijo el nacimiento de Cristo (cinco años).  Desde 1920, todas las ediciones del Libro de Mormón han conservado este formato a doble columna con cronologías insertadas al pie de página.  La cronología al pie de página es una de las características más importantes de las versiones impresas del Libro de Mormón, pues permite comprobar la consistencia de los eventos narrados en él y realizar comparaciones con fuentes externas, tales como la arqueología moderna. Tal consistencia es también una evidencia de la autenticidad del Libro de Mormón, ya que hubiese sido imposible para un escritor, en el poco tiempo en que el Libro de Mormón fue preparado, asegurar un nivel tan alto de consistencia interna entre las fechas. José Smith realizó la traducción del Libro de Mormón en un tiempo muy breve, sin revisiones posteriores, lo cual sólo es posible si su historia es verdadera, es decir, que el Libro de Mormón se recibió desde una fuente antigua y fue traducido por el don y poder de Dios.
    No hay capítulos relacionados aún.

  • 137946
    ¿En realidad, cuál es el valor del Cantar de los Cantares para los Santos de los Últimos Días y cuál es su relación con Doctrina y Convenios?
    Capítulos de las Escrituras relacionados con este comentario: Cantares 01, Cantares 02, Cantares 03, Cantares 04, Cantares 05, Cantares 06, Cantares 07, Cantares 08,

  • 136290
    Pregunta Una de las críticas más incisivas de los enemigos de la Biblia se refiere a un pasaje muy pequeño, de sólo dos versículos, en 2 Reyes 2:23-24, en el que aparentemente el profeta Eliseo reaccionó vengatigamente a la burla de unos niños mandando a unas osas despedazarlos. La historia de Eliseo y las osas ha sido ampliamente difundida en las redes sociales en un intento de relacionar a Dios con la crueldad y así alejar a la gente de Él. Hoy abordaremos un análisis de estos versículos para mostrar que existe un error en su interpretación y que tiene que ver directamente con una desafortunada traducción del pasaje; es decir, con un error de traducción de la Biblia. Respuesta breve ¿Cómo tratar la historia de Eliseo y las osas? Uno de los relatos más perturbadores e incomprensibles del Antiguo Testamento se refiere a Eliseo y los osos que atacaron a los jóvenes que se mofaban de él. ¿Qué debemos hacer con esta extraña historia? ¿Mató Dios a 42 niños por burlarse de un profeta, en 2 Reyes 2:23-24, de acuerdo con la Biblia? Este pasaje de la Biblia ha sido utilizado con astucia por sus detractores para hacer aparentar que Dios actúa en forma cruel, de forma que menos gente crea en Él. Un análisis al pasaje muestra que no se trataba de niños, sino de un gran número de  jóvenes que no sólo se burlaron sino que amenazaron físicamente al profeta y posiblemente le agredieron. En este caso, la respuesta de Dios no constituyó una venganza, sino una defensa. Sigue leyendo para obtener mayor información. Análisis de la historia de Eliseo y las osas Antes de seguir adelante conviene repasar el pasaje y hacer un resumen de la historia de Eliseo y las osas, con el fin de apreciar plenamente el contexto. El contexto de la historia de Eliseo y las osas La historia de Eliseo y las osas se encuentra inserta una secuencia de eventos narrados con la intención de enfatizar que Eliseo era el sucesor legítimo del profeta Elías. Aturdido por la perspectiva de muchos que se preguntarían si podría estar a la altura de la grandeza de Elías, Eliseo pidió que una «doble porción» del espíritu de Elías descansara sobre él, invocando figuradamente la ley del Deuteronomio que otorga al primogénito y heredero del Padre con doble porción de su propiedad. Como portador del manto de Elías, Eliseo realizó milagros similares a los de Elías, comenzando con la separación del río Jordán, causando que los que vieron el evento atestiguasen: «El espíritu de Elías descansa en Eliseo» Seguidamente a la partición del río Jordán se narran los dos breves episodios de la curación de las aguas de Jericó y el mal entendido pasaje acerca de los jóvenes que se burlaron del profeta para demostrar la autoridad de Eliseo y validar que él es el legítimo heredero de Elías, con la capacidad de dar vida y bendición a aquellos que reconocen su autoridad profética, o muerte y juicio a los que lo rechazan».  Como en cualquier otra parte de los libros de Reyes, el narrador intenta mostrar en términos inequívocos «que el desprecio hacia los profetas divinamente llamados es desastroso para el pueblo de Dios » (LT Dennis et al. , ESV, 2 Reyes 2: 23-24, p. 649). Estudio bíblico de 2 Reyes 2:23-24 Con el fin de comprender mejor la historia de Eliseo y las osas haremos un estudio bíblico de 2 Reyes 2:23-24, con un análisis de cada frase importante dentro del pasaje. Veamos primero el versículo 23. [El verbo ‘subir’ no era una referencia topográfica] a la inclinación cuesta arriba de la carretera hacia Betel, sino que los jóvenes aludían a la ascensión de Elías al cielo. No creían en ella. … Para decirlo en términos modernos, se burlaron, ‘¡Sube! ¡Despega! Sal tú también de aquí. Estamos cansados ​​de los dos «. Los rufianes usaron el mismo verbo hebreo que se utilizó al principio del segundo capítulo de 2 Reyes para describir la ascensión de Elías al cielo.  WC Kaiser, Jr. et al Dichos difíciles, p. 233 Un paralelo a la búsqueda fallida de Elías después de que fue llevado al cielo se encuentra en la literatura de Enoc donde Enoc y un grupo de seguidores son llevados al cielo de manera similar (ver D. J. Larsen, Enoc y la Ciudad de Zion (2014), pág. 28; J. M. Bradshaw et al. Imagen de Dios 2, pp. 163, 193 n. M7-23, 460. Cf. Hugh W. Nibley, Enoch, pp. 252-253) ¿Era calvo Eliseo? Si no, ¿por qué le llamaban así?  La palabra «calvo» se usaba como un insulto que nada tenía que ver con la calvicie. Aunque muchos comentaristas se dejan llevar por el sentido común más simple, George Lamsa observa que los jóvenes nunca podrían haber sabido si Eliseo era calvo. En el este los hombres siempre cubren sus cabezas, incluso cuando están en casa. Por otra parte, Walter C. Kaiser señala que Eliseo no puede haber tenido más de veinticinco años cuando ocurrió este incidente y que «la calvicie natural era muy rara en el antiguo Cercano Oriente». Por lo tanto, Lamsa afirma que «Karkha (calvo) en este caso también podría significar mentiroso, cráneo vacío o cabeza vacía. En arameo vernáculo se decía a menudo: ‘Él ha mentido tanto que ha perdido su cabello’. Al parecer, la gente de Jericó había dudado de la historia de Eliseo de que su maestro había ascendido al cielo. Le pidieron que los acompañara a buscar a su maestro, Elías; pero Eliseo se negó. Sin embargo, se adelantaron y enviaron cincuenta hombres, pero no pudieron encontrarlo… Los jóvenes lo llamaban, entonces, mentiroso. Eliseo había dicho la verdad acerca de Elías, pero la gente no le creía. Jammieson y Fausset señalan que «el epíteto ‘calvo’ era considerado en el Oriente como un desacato aún incluso si la persona tenía cabello.’” (Jamieson, R., Fausset, A., & Brown, D. (1997). “Comentario Crítico y Explicativo de toda la Biblia (edición electrónica)” (2 R 2:23) (“Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible [electronic ed.]») (2 Kings 2:23). La consecuencia Habiendo entendido que el tipo de rechazo hacia el profeta era más que una simple burla y conformaba más bien una amenaza física, veamos ahora el versículo siguiente, que es el que se refiere a las osas. Conclusión Una vez analizado el sentido original de las palabras, nos damos cuenta que la escena figura a un nutrido grupo de personas jóvenes, de edades muy variables, en actitud de ataque y no solamente de burla, que tenían un motivo para la agresión y que acusaban al profeta de mentir. Esta turba no sólo acosó al profeta con palabras, sino también con acciones peligrosas. Visto desde esta perspectiva, la acción resultante no constituyó una venganza, sino una protección por parte de Dios para el profeta, y una validación categórica del origen divino de su autoridad y su llamamiento. Si bien, de cualquier manera, el resultado descrito en la historia de Eliseo y las osas nos resulta estremecedor, no debemos perder en vista el objetivo del llamamiento profético de Eliseo. Kaiser afirma que los israelitas se habrían ahorrado un peor destino si hubieran aprendido la lección de aquellos que se negaron a reconocer el manto profético de Eliseo. El salvajismo de los animales era bastante brutal, pero fue leve en comparación con la legendaria crueldad de los asirios, que concretó el juicio de Dios en 722 a. C. La desastrosa caída de Samaria se habría evitado si la gente se hubiese arrepentido después del ataque de las osas y los juicios divinos cada vez más severos que le siguieron. Pero en lugar de volverse a Dios, Israel, como lo haría Judá en un día posterior, «se burló de los mensajeros de Dios, despreció sus palabras y se mofó de sus profetas hasta que la ira del Señor se encendió contra su pueblo y no hubo remedio».
    Capítulos de las Escrituras relacionados con este comentario: 2 Reyes 02,

  • 133057
    ¿Cuál es «la llave de la casa de David», que tanto el profeta Isaías como Juan emplearon como poderoso símbolo sobre el papel de Jesús como Juez de Israel?
    Capítulos de las Escrituras relacionados con este comentario: Isaías 22, Apocalipsis 03, 2 Nefi 09,

  • Abinadí explicó cómo es que el profeta Isaías declaró en detalle los efectos que tendría la expiación de Jesucristo.
    Capítulos de las Escrituras relacionados con este comentario: Isaías 50, Isaías 51, Isaías 52, Isaías 53, Mosíah 15, Alma 07,

  • 132093
    Conoce los deberes específicos que los levitas del linaje de Coat, o coatitas, tenían asignados con respecto al servicio en el tabernáculo.