Valor para decir la verdad

Galileo necesitó valor para anunciar al mundo en su día que la tierra se movía en una órbita alrededor del sol, y no el sol alrededor de la tierra. El papa lo amenazó con excomunión porque sus ideas eran contrarias a las de la iglesia romana. Desgraciadamente Galileo por fin negó lo que él creía que era la verdad, para evitar el castigo papal.

Guillermo Wilberforce tuvo valor para condenar la esclavitud cuando las leyes de su patria, Inglaterra, permitían la compra y venta de personas. Abraham Lincoln se mostró valeroso para tratar de librar a los esclavos en los Estados Unidos del Norte.

Nosotros necesitamos valor para oponernos al tráfico de licores, a la lotería nacional, y a otras prácticas que son contrarias a las leyes de Dios y al bienestar del hombre.

Sin foto

Alfredo Lerin


Autor independiente evangélico
Capítulos relacionados: Jeremías 01,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.