Promesas del Señor para los justos en Levítico 26

Cuando la vida de las personas esta en armonía con la voluntad del Señor, todos los factores esenciales que producen las bendiciones que Dios condesciende a dar a Sus hijos parecen ocupar el lugar que les corresponde. Reinan el amor y la armonía, e incluso el tiempo, el clima y los elementos parecen cooperan Perduran la paz y la tranquilidad; la industria y el progreso caracterizan la vida de las personas. Todo es como el Señor lo ha prometido:
“Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra,
“yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto.
“Vuestra trilla alcanzara a la vendimia, y la vendimia alcanzara a la sementera, y comeréis vuestro pan hasta saciaros, y habitareis seguros en vuestra tierra.
“Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante … “ (Levítico 26:3-6).

Dean L. Larsen


Autoridad General
Capítulos relacionados: Levítico 26,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.