¿Por qué se imponían las manos sobre animales en el Antiguo Testamento?

“Esto significaba transmisión y delegación, e implicaba representación; de manera que realmente señalaba hacia la substitución del sacrificio por el que lo efectuaba. De ahí que siempre era acompañada por la confesión del pecado y por oración. Así se hacía: El sacrificio era entregado de tal forma que la persona que confesaba miraba hacia el oeste, en tanto que ponía las manos entre los cuernos del sacrificio, y si el sacrificio se hacía en nombre de más de una persona, cada una tenía que poner allí las manos. No está muy claro si tenían que poner una o ambas manos, pero todos concuerdan en que tenía que ser hecho ‘con toda la fuerza’, como poniendo todo el peso del cuerpo sobre el sacrificio.”

Alfred Edersheim


Erudito evangélico
Fuente: «The Temple«, por Alfred Edersheim

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.

Una idea en “¿Por qué se imponían las manos sobre animales en el Antiguo Testamento?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.