No debemos esperar a que el hermano se arrepienta para perdonarlo

    0
    44

    No debemos esperar a que el hermano se arrepienta para perdonarlo

    “Cuando una persona ha cometido un pecado que haya perjudicado a otra, una de las escenas más hermosas que pueden presentarse en la tierra es la de perdonar ese pecado; y después, siguiendo el modelo sublime y perfecto del Salvador, orar a nuestro Padre Celestial para que Él también perdone [al pecador]”.

    “Ejerzamos en todo momento el principio de la misericordia, y estemos prestos a perdonar a nuestro hermano en cuanto veamos las primeras indicaciones de que quiere arrepentirse o pedir perdón; y si perdonamos a nuestro hermano, o aun a nuestro enemigo, antes que se arrepienta y pida perdón, nuestro Padre Celestial será igualmente misericordioso hacia nosotros”.

    “Hermanos, sean pacientes y tolérense el uno al otro, porque así hace el Señor con nosotros. Oren por sus enemigos que son de la Iglesia y no maldigan a los de afuera; porque mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor [véase Romanos 12:19]. A los miembros que han sido ordenados, y a todos los demás, les decimos: Sean misericordiosos, y hallarán misericordia. Procuren salvar las almas, y no destruirlas, pues de cierto saben que ‘habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento’ [Lucas 15:7]”.


    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor, agrega tu comentario!
    Por favor, escribe aquí tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.