Muerte de los mártires

Murieron atormentados; y sus tormentos fueron amargados por el insulto y el escarnio. Algunos fueron clavados en unas cruces; otros, cubiertos con las pieles de animales feroces y entregados a la furia de los perros; otros, untados con materias combustibles, fueron usados como antorchas para iluminar las tinieblas de la noche. Los jardines de Nerón fueron destinados para este espectáculo que fue acompañado con una carrera de caballos y honrado con la presencia del emperador, quien se había mezclado con el populacho con el vestido y la actitud de un humilde joyero.

Sin foto

Alfredo Lerin


Autor independiente evangélico
Capítulos relacionados: Hebreos 11,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.