Lo que significa ser llamado como un testigo especial de Jesucristo

“Fue al día siguiente de la conferencia cuando el presidente Stephen L. Richards, que entonces era presidente del comité de radio y publicidad de la Iglesia, se me acercó y me dijo: “Hermano Lee, el próximo domingo es Pascua, y hemos decidido pedirte que des la charla de radio del domingo por la noche, la charla de Pascua, sobre la resurrección del Señor”. Y luego agregó: “Ahora comprendes, por supuesto, que como miembro del Concilio de los Doce, debes ser uno de los testigos especiales de la vida y misión del Salvador y de ese gran acontecimiento”. La más abrumadora de todas las cosas que me han pasado fue comenzar a darme cuenta de lo que significaba un llamamiento al Concilio de los Doce. “Durante los días siguientes, me encerré en una de las habitaciones del edificio de la Oficina de la Iglesia, y allí leí la historia de la vida del Salvador. Al leer los acontecimientos de su vida, y en particular los acontecimientos que condujeron a la crucifixión y a la resurrección, y luego a la resurrección, descubrí que algo me estaba sucediendo. No estaba leyendo sólo una historia; en realidad parecía como si estuviera viviendo los acontecimientos; y los estaba leyendo con un realismo como nunca antes había experimentado. Y cuando, en la noche del domingo siguiente, después de dar mi breve charla y luego declarar, simplemente: “Como uno de los más humildes entre ustedes, yo también sé que estas cosas son verdaderas, que Jesús murió y fue resucitado por los pecados del mundo”. Yo hablaba de todo corazón, porque lo había conocido esa semana, con una certeza que nunca antes había tenido”.

Harold B. Lee


Autoridad General
Capítulos relacionados: 1 Nefi 01,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.