Una parte de la misión de la Iglesia es el perfeccionamiento de los santos.

La ley de sacrificio es parte esencial del perfeccionamiento

“La ley de sacrificio nos proporciona una oportunidad de demostrarle al Señor que le amamos más que ninguna otra cosa. Debido a ello, en ocasiones el curso se torna difícil puesto que se trata del proceso de perfección que nos prepara para el reino celestial y para “[morar] en la presencia de Dios y de su Cristo para siempre jamás” (D. y C. 76:62).”

M. Russell Ballard


Autoridad General

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.