El impulso que llevó a Jesús al desierto en que sería tentado

Al poco tiempo de su bautismo, como lo declara S. Marcos, Jesús se sintió impelido por las impresiones del Espíritu a retirarse de los hombres y las distracciones de la vida comunal, y apartarse al desierto a fin de poder estar libre para comunicarse con su Dios. Tan potente era la influencia de esta fuerza, que fue impulsado, como lo declara el evangelista, a una reclusión solitaria en la cual permaneció durante cuarenta días “con las fieras” del desierto.

James E. Talmage

James E. Talmage


Autoridad General
Capítulos relacionados: Mateo 04, Marcos 01, Lucas 04,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.