Debemos sostener a nuestro profeta

    0
    904

    Debemos sostener a nuestro profeta

    “Mientras Moisés sostenía la vara de Dios sobre la cabeza, Israel prevalecía, pero cuando dejaba caer las manos por su debilidad, Amalec prevalecía. Le dieron un asiento de piedra y Aarón y Hur le sostuvieron las manos para que las bendiciones de Dios fluyeran a Israel y sus guerreros prevalecieran y ganaran la batalla. El poder de Dios estuvo con Moisés y permaneció con él hasta que terminó su labor. [Véase Éxodo 17:8–13.] Cuando tenía el apoyo del pueblo, éste también era bendecido, y así ha sido con todos los siervos del Señor que han presidido en Israel…

    “…Mientras [el Presidente] presida esta Iglesia, no importa cuántos años sean, nuestro Padre Celestial le dará fortaleza, poder, sabiduría, juicio e inspiración para hablar con Israel como es necesario que lo haga. Nosotros, al seguir a nuestro líder, debemos ser como Aarón y Hur de la antigüedad; debemos sostenerle las manos, para que por medio de él el Señor haga descender sobre nosotros y sobre este pueblo las bendiciones del cielo.”

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor, agrega tu comentario!
    Por favor, escribe aquí tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.