Debemos seleccionar la información que entra a nuestra mente

La segunda lección esencial es aprender los mandamientos y obedecerlos porque ustedes han decidido hacerlo. Antes de obedecer los mandamientos, deben conocerlos. Ustedes aprenden los mandamientos por medio de la instrucción. Es por esa razón que la noche de hogar, las clases dominicales y de seminario son tan importantes. Ustedes conocen los mandamientos a través del espíritu, mediante la oración, el estudio personal y su propia revelación personal.

Deben mantener la mente limpia para poder reconocer el suave susurro del Espíritu y responder a Él. Tengan cuidado al seleccionar la información que dejen entrar en su mente. Eviten la bulliciosa confusión del mundo. La televisión, las películas y en especial el Internet les proveen una ventana abierta por la que pueden llegar a lejanos puntos del mundo. Pueden traerles información edificante, buena e inspiradora, pero si la utilizan inapropiadamente, esas tecnologías de comunicación pueden llenarles la mente con pensamientos tan malsanos que les será imposible escuchar el suave susurro del Espíritu. Vivan de tal forma que puedan estar en armonía con el Espíritu, como el niño profeta Samuel, y puedan responder al Señor y decir: «Habla, porque tu siervo oye» (1 Samuel 3:10).

Harold G. Hillam


Autoridad General

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.