Cristo llegó a ser Rey en su muerte

Dice el doctor Guthrie: “Hay coronas usadas por los monarcas cuyo valor no sería posible calcular. El precio pagado por las joyas es lo de menos importancia. Esas coronas costaron miles de vidas y ríos de sangre humana; pero en nuestra estimación la corona de Cristo es de más valor que todas las demás en conjunto. Cristo llegó a ser Rey en su muerte. Se humilló más que todos. Llegó a su reino por la puerta de la tumba y ascendió a su trono por medio de los escalones de la cruz.”

Sin foto

Alfredo Lerin


Autor independiente evangélico
Capítulos relacionados: Mateo 27, Mateo 28,

Comparte esta cita

Haz click en los siguientes botones para compartir la cita en una red social o por correo electrónico.