Apenas realizada una revisión a las leyes sobre las ofrendas (Números 15), se presenta una nueva rebelión, esta vez orquestada por Coré (Números 16:1-40), y que da origen a una revuelta de todo el pueblo contra Moisés y Aarón (Números 16:41-50). Una vez resuelta esta rebelión, se dedican tres capítulos enteros a afirmar la autoridad y papel del sacerdocio (Números 17-19).