Misioneros retornados de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días realizaron un reencuentro de la Misión Perú Arequipa, a la que sirvieron en los años 1988 – 1993, en el marco de las puertas abiertas del Templo de Arequipa.

Uno de los motivos de dicha reunión fue también la presentación en dicha ciudad del libro “Diario de Caminos”, escrito por Richard Gallango, quien sirvió en dicha Misión y decidió que el lanzamiento de su libro se realice rodeado de algunos de los protagonistas de su libro, como de sus maravillosas pensionistas (como así él las llama), de sus compañeros y amigos (también misioneros retornados). La presentación se realizó el sábado 30 de noviembre en la maravillosa Ciudad Blanca.

Luego de la exitosa presentación en Arequipa, se realizó una presentación en la Feria del Libro Ricardo Palma, en el Distrito de Miraflores de la ciudad de Lima, durante los días 7 y 8 de diciembre; actualmente el libro se exhibe en varias librerías del país.

 

El libro trata de un joven limeño que decidió dejar su familia y estudios para convertirse en misionero. Vestido siempre de camisa blanca, corbata delgada y zapatos negros, quien buscaba reunirse con desconocidos para llevar un mensaje, pero también para ayudar. Narra las experiencias emotivas e inesperadas vividas por su protagonista el Elder Gallango, en Moquegua, Tacna, Juliaca, Puno, Mollendo y Arequipa,

Richard Gallango, es ahora un comunicador y Director Audiovisual y ya antes escribió el reconocido cuento “Pedro y los Panecillos”.

Así como lo que vivió el protagonista de “Diario de Caminos”, muchos jóvenes en la actualidad continúan sirviendo en misiones tanto varones como mujeres, quienes dejan de lado su familia y estudios por un tiempo de 2 años en el caso de los varones y 1 año y medio en el caso de las mujeres, ello para servir a Jesucristo y ayudar a muchas personas y familias a conocerlo y saber que existe un maravilloso plan de felicidad que los ayudará a ser mejores personas.


Fuente: http://www.noticiasmormonas.org.pe/articulo/a-ntilde-os-que-nunca-pasar-aacute-n-al-olvido