La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) celebran el 4 de febrero de cada año como el Día Mundial contra el Cáncer, ​ con el objetivo de aumentar tomar conciencia y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo de tabaco. Además, un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

La prevención y la detección temprana son fundamentales para detener el alarmante aumento de la incidencia de esta enfermedad. Más del 60% de los casos se concentran en África, Asia, América Central y del Sur. Esas regiones registran el 70% de las muertes a nivel global, principalmente por la falta de detección temprana de la enfermedad y el acceso a tratamientos.

 

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son conocidos por su estilo de vida saludable. En 1833, el presidente José Smith redactó un plan de salud para la Iglesia por primera vez, el cual presentó a los primeros miembros específicamente como una revelación de Dios. En la actualidad, los Santos de los Últimos Días se refieren a estas pautas de salud como “la Palabra de Sabiduría” (Doctrina y Convenios 89).

Entre las disposiciones del código de salud: abstención de tomar bebidas alcohólicas, fumar o mascar tabaco, y abstenerse de tomar “bebidas calientes” (refiriéndose específicamente al té y al café). Las “hierbas saludables”, junto con frutas y granos, se recomiendan de manera específica. La carne se ha de consumir “limitadamente”. La Iglesia también interpreta el mal uso de las drogas —ilícitas, lícitas, de venta con prescripción médica o controladas— como una violación del código de salud.

“El código de salud… de hace más de cien años refleja exactamente las recomendaciones que se están haciendo en la actualidad en el mundo científico, en cuestión de mejorar la salud y de mantener la calidad de la salud”, dice el doctor Ted Adams, director del programa de Hospital Fitness Institute en Salt Lake City, Utah.

Un estudio que duró 14 años en la Universidad de Los Ángeles, y que se completó en 1997, computó los índices de mortalidad y las prácticas de salud de 10.000 miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en California. Los hallazgos específicos fueron los siguientes: los miembros de la Iglesia que se adhirieron al código de salud tuvieron uno de los índices de mortalidad más bajos por cáncer y enfermedades cardiovasculares en los Estados Unidos, aproximadamente la mitad del de la población general.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.


Fuente: http://www.noticiasmormonas.org.pe/articulo/4-de-febrero–d-iacute-a-mundial-de-lucha-contra-el-c-aacute-ncer